sueños…

suenos.gifEl otro día me preguntaste por mis sueños. Mis sueños. MIS SUEÑOS. Tengo que decirlo en voz alta para ver si aparecen por arte de magia. Mis sueños. ¿Dónde se han quedado?

De alguna forma envidio esa energía tuya. Buscas tus sueños, apuestas por ellos. Búsqueda constante… detrás de cada uno de ellos. Antes de dar con uno ya has soñado otro.

Me dicen que no paro. Que ando metida en muchos charcos. Que parece mentira que me cunda el tiempo. Que antes de terminar una historia estoy con otra. Demasiado a menudo pienso que es fachada. Una discreta y elegante fachada. Me falta algo. Me faltan mis sueños.

No tengo tiempo para esperarlos. Ver dónde se quedaron, por qué me olvidé de ellos. Necesito dejar de verme gris en el espejo. Quiero sentir que recupero ambiciones del pasado y comprobar al encontrarlos que han crecido con los años.

‘La mayoría de las gaviotas no se molestan en aprender sino las normas de vuelo más elementales: cómo ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas no es volar lo que importa, sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar’ (Juan Salvador Gaviota. Richard Bach)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: