Un atípico primero de mayo

Hacía mucho que no viajaba por el puente de mayo. Por eso, llevaba muchos años asistiendo a la manifestación por el Día Internacional de los Trabajadores en Madrid. Este año, amanecí el 1 de mayo en Alghero, Cerdeña. Nada hacía intuir que, de otra forma, acabaría en una celebración por este día. Y lo hice en compañía de más de un centenar de aldeanos sardos, en un comedor popular junto a la Basílica de la Santíssima Trinità de Saccargia.

Resultaba un desvío obligado en nuestro camino hacia la costa este, hacia Nuoro. Apenas 15 kilómetros fuera de la autopista para visitar la iglesia románica más antigua de la isla. La casualidad quiso que la parada se hiciera más larga y que acabáramos siendo invitados a este comedor popular que organiza una asociación local – de la que no recuerdo el nombre – cada primero de mayo.

Tan sólo 5 euros, dieron para un buen plato de pasta, cordero, fruta y dulces en compañía de una familia sarda presidida por Piero, cuya estampa me recordó inevitablemente a Fernando Fernán Gómez interpretando a un gran patriarca de una gran familia. Junto a Piero y su señora, sus hijos y nietos, disfrutamos además de salchichón, queso y vino que la propia familia había elaborado y que al amparo de una divertida y prolífica conversación compartieron generosamente con Giorgio y conmigo. El resultado, un almuerzo que guardaré para siempre en la memoria.

Después de varias horas retomamos nuestro camino. Casi al anochecer, el recuerdo del primero de mayo vuelve a intensificarse en nuestra visita a Orgosolo. Orgosolo es un pequeño pueblo en las montañas de Gennargentu que se ha convertido en una pinacoteca al aire libre en la que se denuncian los abusos del sistema capitalista. Desde hace más de 40 años, diversos artistas plasman en las paredes del mismo las injusticias del mundo, y de la isla.

Anuncios

Una respuesta to “Un atípico primero de mayo”

  1. Peter Punk Says:

    Jo, q envidia esto q cuentas…
    Lo cierto es q hay ciertos viajes en los que las situaciones te sorprenden y te dejan un poso imborrable en la memoria, por su singularidad y su magia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: